Actualidad

01 | 06 | 2018

El periodismo cambia la vida... y viceversa

El periodismo cambia la vida... y viceversa

No todo tiempo pasado fue mejor. ¿Por qué seguir idealizando los viejos hábitos o añorando protocolos desfasados? ¿Para qué soñar con redacciones de periódicos mitificadas en películas como Todos los hombres del presidente? Debemos despertar: en nuestras manos tenemos recursos infinitos para hacer del periodismo del futuro el mejor de todos. Esta es la filosofía que destilan los cinco proyectos que presentaron esta semana los alumnos de la especialidad de Periodismo Avanzado Multiplataforma del Máster en Produción Xornalística e Audiovisual de La Voz de Galicia, título propio de la Universidade da Coruña organizado por la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre y la Fundación Amancio Ortega. El tribunal que valoró el trabajo de los estudiantes lo integraban Xosé Luís Vilela, director de La Voz de Galicia; Antonio Gallo, CEO de Dogtrack; Tomás García Morán, director de la Edición Digital de La Voz; y Álvaro Valiño, reconocido periodista visual, que trabaja para diversos medios internacionales, en especial para National Geographic.

En el orden del día se colaron temas tan dispares como los videojuegos, el poder de las alertas móviles o la manera de comunicarse de los más jóvenes. El primero de los proyectos presentados daba voz a una industria que, hoy en día, triplica los ingresos de Hollywood: la de los videojuegos. Lóstrego, un vertical de tecnología, quiere atraer este nicho de mercado y formar comunidad. Algunas de sus ideas más innovadoras son el debate informativo sobre eSports y el uso de podcast. Además, para lograr rentabilidad -el Santo Grial de los medios- tienen una apuesta ganadora: la afiliación.

Rafael Balago, procedente de Brasil, analizó en su proyecto el funcionamiento de las notificaciones en dispositivos móviles. Pese a la dificultad del trabajo, en plena actualización de la Ley de Privacidad de Datos y de la polémica por Cambridge Analytica, estudió 1.300 alertas de 27 medios de comunicación. «Si los medios aprovechan bien el SEO [posicionamiento en buscadores] y sus periodistas controlan los criterios de envío, pueden ver cómo aumenta la lectura de los contenidos por parte de la audiencia», señalaba Balago.

Lejos de la ficción del mundo gamer y del uso de las TIC está Focus. Los creadores de este proyecto son periodistas enamorados del relato de Truman Capote y su A sangre fría, que buscan aportar al lector una experiencia de inmersión completa sin efectos especiales. Su sueño es la integración de un equipo de periodistas especializados en longform en las redacciones tradicionales que logren cautivar al lector con textos de más de 2.000 palabras. Para alcanzar el éxito tienen claro que la clave es «la comunicación; sin ella, los temas podrían solaparse y la redacción no sería eficaz». Esos largos artículos nacen tras horas y horas de investigación que no siempre son conocidas por los lectores.

Para poner en valor el trabajo del periodista nace Vozes, una campaña de Branded Content dirigida por La Voz de Galicia cuyo objetivo es recordar a la audiencia la importancia de este oficio. «¿Qué pasaría sin periodismo? Todo, pero no te enterarías», apuntan los artífices del proyecto. A través de documentales, la campaña recuerda el componente humano de la profesión y muestra cómo el periodismo, que pasa por días difíciles, cambia la vida de las personas.

Sin embargo, ¿cómo sobrevivirá en el futuro un oficio que no se adapta a las necesidades de su público? Millennials y centennials prefieren pasar horas viendo los vídeos que eligen y actualizando sus redes sociales antes que buscando información. Tagma, una innovadora iniciativa audiovisual, conquista a estas generaciones más jóvenes gracias a su manera de informar. Con presencia única en redes sociales, este proyecto se vale de experimentos, vídeos explicativos o memes para dar la vuelta a la actualidad. Además, «escuchamos lo que dice nuestra audiencia y elaboramos contenidos basados en ello», señalan sus creadoras.

Xosé Luís Vilela, director de La Voz, asistió a la sesión «con voluntad de aprender» y se marchó «con muchas ideas novedosas anotadas». El infografista y diseñador gráfico Álvaro Valiño remarcó que los proyectos desbordan «creatividad y mucha pasión por este oficio». Tomás García Morán, director de la edición digital de La Voz, puso en valor «las horas invertidas en los proyectos». Antonio Gallo, CEO de Dogtrack, afirmó que «esto puede ser un avance del periodismo que veremos en diez años».

Compartir
Facebook Twitter Linkedin